¿Cómo ayuda la práctica de natación a combatir las enfermedades respiratorias?

Dado el clima húmedo de Lima, no es inusual la cantidad de personas que sufren afecciones respiratorias. Surge entonces la interrogante: ¿qué actividades o deportes pueden ayudarnos a mejorar nuestra salud respiratoria? Y un deporte que sobresale claramente es la natación.

En este artículo trataremos sobre cómo la natación puede ayudar a combatir las enfermedades respiratorias, mejorando la capacidad pulmonar, fortaleciendo los músculos respiratorios y promoviendo un estilo de vida saludable que puede prevenir y mejorar la respuesta a estas afecciones.

Niños_natación_lima_pueblo-libre

¿Cómo la natación ayuda a combatir las enfermedades respiratorias?

La natación es ampliamente reconocida como uno de los deportes más completos y que más beneficios generan en el organismo. Además de sus conocidos beneficios cardiovasculares, musculares y psicológicos, la natación ofrece ventajas significativas para la salud respiratoria. A continuación, te explicamos 5 de ellos.

1. Mejora de la capacidad pulmonar

Una de las formas más directas en las que la natación beneficia la salud respiratoria es a través de la mejora de la capacidad pulmonar. Durante la práctica de la natación, los pulmones trabajan de manera más eficiente debido a la necesidad de controlar la respiración en un entorno acuático. La inhalación profunda y la exhalación controlada son esenciales para los nadadores, ya sea que estos practiquen técnicas de estilo, como libre o mariposa, o ejercicios más básicos de fortalecimiento o aprendizaje.

Niños_natación_lima_pueblo-libre

2. Entrenamiento de respiración controlada

La natación exige un control respiratorio riguroso, ya que los nadadores deben coordinar su respiración con sus movimientos y los ritmos de las brazadas. Esta práctica repetida de inhalaciones y exhalaciones profundas puede aumentar la capacidad vital de los pulmones, es decir, la cantidad de aire que los pulmones pueden expeler después de una inhalación profunda. Diversos estudios han demostrado que los nadadores tienden a tener una capacidad vital significativamente mayor que las personas que no practican este deporte.

Niños_natación_lima_pueblo-libre

3. Aumento del volumen tidal

El volumen tidal o corriente, que es la cantidad de aire inhalado y exhalado en cada respiración normal, también se ve beneficiado. Durante la natación, la respiración es más profunda y regular, lo que ayuda a aumentar el volumen tidal con el tiempo. Esto no solo mejora la eficiencia respiratoria, sino que también facilita una mejor oxigenación del cuerpo, lo cual es crucial para mantener la salud de todos los sistemas corporales.

4. Fortalecimiento de los músculos respiratorios

Otro beneficio significativo de la natación es el fortalecimiento de los músculos respiratorios. Los músculos involucrados en la respiración, como el diafragma y los músculos intercostales, trabajan más durante la natación debido a la resistencia del agua y la necesidad de una respiración controlada y rítmica.

El agua ofrece una resistencia natural que hace que cada movimiento requiera más esfuerzo en comparación con el ejercicio en tierra firme. Esto incluye la respiración, que se ve beneficiada por la resistencia al movimiento del agua. Al nadar, los músculos respiratorios se entrenan de manera continua y eficiente, lo que puede llevar a un aumento en la fuerza y la resistencia de estos músculos.

adultos_natación_lima_pueblo-libre
adultos_natación_lima_pueblo-libre

5. Reducción de la fatiga respiratoria

El fortalecimiento de los músculos respiratorios también puede ayudar a reducir la fatiga respiratoria. Esto es particularmente beneficioso para personas con enfermedades respiratorias crónicas, como el asma y la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC). La mejora en la eficiencia y la fuerza muscular respiratoria puede hacer que la respiración sea menos laboriosa y más efectiva, reduciendo la sensación de falta de aire y mejorando la calidad de vida general.

Niños_natación_lima_pueblo-libre

Beneficios de la natación para tratar enfermedades respiratorias específicas:

Asma

La natación se ha recomendado durante mucho tiempo como una forma adecuada de ejercicio para personas con asma. El aire húmedo de las piscinas techadas tiende a ser menos irritante para las vías respiratorias que el aire seco y frío del exterior, lo que ayuda a reducir la probabilidad de desencadenar un ataque de asma.

Por otro lado, las piscinas cubiertas ofrecen un ambiente controlado con menor exposición a alérgenos como el polen y los contaminantes ambientales, que pueden exacerbar los síntomas del asma. La práctica regular de la natación ayuda a mejorar la función pulmonar y reducir la hiperreactividad bronquial, una característica frecuente en los asmáticos.

Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC)

La natación también puede ser beneficiosa para las personas con EPOC, una enfermedad caracterizada por la obstrucción persistente del flujo de aire. Los ejercicios en el agua pueden proporcionar un entorno de bajo impacto que reduce el estrés en las articulaciones y facilita la participación en actividades físicas sin exacerbar los síntomas.

El ejercicio cardiovascular es crucial para los pacientes con EPOC, y la natación proporciona una manera segura y efectiva de mejorar la resistencia cardiovascular sin provocar una exacerbación de los síntomas respiratorios. El entorno acuático ayuda a mantener la estabilidad del cuerpo y facilita una mayor amplitud de movimiento, lo que es beneficioso para la función pulmonar y la capacidad de ejercicio.

Niños_natación_lima_pueblo-libre

Promoción de un estilo de vida saludable

Además de los beneficios específicos para la salud respiratoria, la práctica constante de la natación fomenta un estilo de vida saludable que puede ayudar a prevenir y manejar las enfermedades respiratorias. Esto se expresa claramente en los siguientes aspectos:

  1. Mantenimiento del peso corporal

El sobrepeso y la obesidad son factores de riesgo conocidos para diversas enfermedades respiratorias, incluyendo el asma y la apnea del sueño. La natación es una forma efectiva de ejercicio que ayuda a quemar calorías y mantener un peso corporal saludable. La reducción de peso puede aliviar la presión sobre el diafragma y mejorar la función pulmonar.

2. Reducción del estrés

El estrés puede tener un impacto negativo en la salud respiratoria, exacerbando condiciones como el asma. La natación, con su naturaleza rítmica y relajante, puede actuar como una forma de meditación en movimiento, reduciendo el estrés y promoviendo la relajación. Esta reducción del estrés puede tener efectos positivos en la salud general y en la función respiratoria.

adultos_natación_lima_pueblo-libre
  1. Mejora del sistema inmunológico

El ejercicio regular, como la natación, puede fortalecer el sistema inmunológico, ayudando al cuerpo a combatir infecciones respiratorias y reducir la incidencia de resfriados y otras enfermedades respiratorias comunes. Un sistema inmunológico más fuerte significa estar menos tiempo enfermo y una mejor capacidad para mantener una buena salud respiratoria a largo plazo.

A tener en cuenta:

Calidad del agua

Es importante tener en cuenta la calidad del agua de la piscina. Sin un buen mantenimiento, ventilación y uso correcto de los productos químicos utilizados para mantener las piscinas limpias, los beneficios para la salud respiratoria pueden verse mermados.

La Academia de Natación La Mar cumple con los estándares y regulaciones indicados por el Ministerio de Salud y las instituciones competentes.  

Consultar con un profesional de la salud

Antes de comenzar cualquier nuevo régimen de ejercicios, especialmente para personas con condiciones respiratorias, siempre es recomendable consultar con un profesional de la salud. Ellos pueden proporcionar recomendaciones personalizadas y asegurarse de que la natación sea una opción segura y beneficiosa. De esta manera se podrán trazar metas y objetivos claros que vayan de la mano con la condición física de cada alumno.

Niños_natación_lima_pueblo-libre

La natación es un deporte que ofrece múltiples beneficios para la salud respiratoria. Mejora la capacidad pulmonar, fortalece los músculos respiratorios y puede ser especialmente beneficiosa para personas con condiciones respiratorias específicas como el asma y la EPOC. Además, promueve un estilo de vida saludable que puede ayudar a prevenir y manejar mejor estas afecciones. Con las consideraciones adecuadas y bajo la supervisión de un profesional de la salud, la natación puede ser una herramienta valiosa en la lucha contra las enfermedades respiratorias, mejorando la calidad de vida y promoviendo una mejora en la salud integral.

Te invitamos a practicar este beneficioso deporte en la Academia de Natación La Mar, nuestros más de 40 años de experiencia y nuestro método de enseñanza personalizada garantizan la calidad de nuestro servicio.